Scroll to Content

A veces hacemos las cosas pensando que nada malo puede pasar; pero como dijo Murphy, si puede pasar pasará, no dejes que te pase a ti.

Los accidentes de tránsito ocasionan la muerte de alrededor de 1,25 millones de ciudadanos en el mundo, según refieren fuentes de la Organización Mundial de la Salud. La mayoría de estos decesos según la misma fuente, están entre los 15 y los 29 años, ciudadanos en la etapa más productiva de sus vidas. Esta es una situación que se ha convertido en prioridad para muchos gobiernos por el enorme impacto que tiene en sus habitantes.

Es alarmante ver que los países con menos ingresos, a pesar de tener solo aproximadamente la mitad de los vehículos que circulan en el planeta, tiene las tasas más altas de accidentes mortales con casi un 90% del total de fallecidos en el mundo. Esto sin considerar la enorme cantidad de personas que no mueren; pero quedan padeciendo de las consecuencias de un accidente, quedan lisiados, en cama, con severos problemas de salud a causa de las lesiones sufridas.

policia

Es obvio que legislar para tratar de hacer que estos índices disminuyan es un gran reto para las autoridades, las leyes de tránsito no sirven de nada si los niveles de tolerancia de quienes hacen respetarlas son elevados. ¿Cuántos accidentes han podido ser evitados si un funcionario policial no hubiese pasado por alto una sanción a un conductor ebrio o a un menor de edad al frente del volante? En algunos países las leyes suelen ser muy estrictas, ese no parece ser el caso en los países con bajos ingresos.

Algunas veces las personas no miden el nivel de responsabilidad que se tiene al conducir un auto y van a una empresa de alquiler de vehículos, rentan el auto y luego lo ceden a un menor de edad, eso es un delito. Muchas veces se cree que porque el auto no es de su propiedad, no pagarán por las consecuencias de un indeseado accidente. Hay que estar claros que cuando las personas cometen este tipo de delitos no piensan que ocurrirá ningún accidente; pero eso no los exime de responsabilidad legal.

joven aprendiendo

Si alquilas un coche eres responsable en caso de accidente, aunque no lo veamos así, el auto puede convertirse en un arma con las consecuencias ya descritas y la empresa de renting solo tendrá que ver con los daños del auto; pero si hay heridos o fallecidos o ambos en un accidente, el auto no es el culpable, a menos que se demuestre que no fue culpa del conductor, sino que fue por un desperfecto mecánico, allí la cosa sería diferente.

Eres responsable de rentar el auto, el hecho de dárselo a un menor de edad, por ejemplo y que este tenga un accidente te meterá seguro en serios problemas legales, por muy bueno que sea tu abogado perderás mucho dinero y seguramente termines en la cárcel. Lo mejor es hacer las cosas apegadas a la ley, por hacer un favor, no vayas a terminar pasando cuanto menos un mal rato.

Escrito por: