Scroll to Content

Leyes e indicadores económicos danzan juntos y muy acompasados.

Para un empresario, es fundamental conocer el mercado. No solo son importantes la tenacidad, la valentía, el músculo financiero y la pasión. El saber cómo funciona la dinámica del negocio en el que se está o en el que se pretende estar puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso.

No tiene que ser un economista sesudo para entender su funcionamiento; pero si es necesario cuando menos contar con la asesoría debida para establecer los parámetros de la organización en cuanto a su funcionamiento. Debe haber una demanda lo suficientemente conveniente que le permita ofrecer un producto de calidad a un buen precio. Es muy fácil entender que no se puede tener éxito en un emprendimiento si los costos no son cubiertos con lo que se cobra por la venta del producto o servicio.

negocios

El marco legal en el que se desarrolla la empresa es otro factor clave, y más aún cuando se quiere llevar el producto a otras latitudes, sea en el mismo país o en otro. Cada lugar tiene comportamientos particulares de mercado y también atienden a leyes diferentes, que como sabemos responden a condiciones propias de cada ciudad. La mayoría de los países establecen una protección legal para lo que producen internamente, dado que a veces algunos países desarrollan tecnologías que les permiten llevar sus costos de producción a niveles muy bajos, con lo cual se hacen muy competitivos, al punto que es casi imposible competir con sus precios y calidad.

De esta manera se crea una legislación que protege a los locales, creando impuestos lo suficientemente altos para que sus precios terminen siendo más elevados y no desplacen a la producción interna, estimulando así a esta última. Quizás sea muy atractivo para una empresa llevar un producto de un territorio a otro; pero se debe considerar la legislación, porque esta termina siendo la garantía de retorno de beneficios.

Hay países que incluso limitan la repatriación, generalmente son países con entornos hostiles para la inversión, ante esta situación los riegos que se tienen son elevadísimos; pero ya conocemos la máxima, si el riesgo es grande, las ganancias deben ser exorbitantes, para poder crear el incentivo para asumir ese riesgo. Generalmente son países en los que no existe una democracia bien consolidada. Estos incluso teniendo leyes de juego claras establecidas al momento de los acuerdos, en un abrir y cerrar de ojos las cambian y dejan a todos colgados. Por eso es tan importante considerar una profunda asesoría en materia de leyes y ambientes políticos, no vaya a ser que nos salga el tiro por la culata.

mapa mundi

A veces los países eligen dar ciertas licencias a la inversión que viene de otros países porque es una manera de fortalecer la local, de esa forma llega nueva tecnología y capital al país, además de nuevos modos de producir que pueden mejorar la que se tiene, los trabajadores mejoran también sus cualificaciones, y la calidad de lo que se hace sube su nivel, lo que al final redunda en beneficio para todos. En estos casos los países suelen perder, para luego ganar, por supuesto que se hace con empresas claves, para que el impacto en los empresarios nativos no se vean afectados.

En España la inversión extranjera en la Bolsa de Valores ha subido en septiembre de 2017 al 43% de participación, lo cual es una cifra récord y una muestra del atractivo y la confianza de los inversionistas en el país, vale comentar que en el mercado de valores se puede ver el movimiento de la economía de una localidad, es una especie de termómetro que indica cómo andan las cosas. Otro dato curioso es que del total de la inversión extranjera que se hace en el país el 60% se coloca en Madrid.

Ver las legislaciones y el aspecto económico son aspectos que aunque parecieran estar no muy ligados, terminan siendo una combinación necesaria.

Escrito por: